Skip to content

Hoja de datos: Primer episodio de psicosis

Datos sobre la psicosis

  • La palabra psicosis se utiliza para describir los trastornos mentales en los que se ha presentado alguna pérdida de contacto con la realidad.

  • La psicosis a menudo comienza entre el final de la adolescencia y alrededor de los 25 años.

  • La psicosis puede ser un síntoma de una enfermedad mental o un problema físico.

  • Algunos medicamentos, el alcoholismo o la drogadicción pueden causar psicosis.

  • De cada 100 personas, 3 tendrán un episodio de psicosis en algún momento de su vida.

  • Cada año, alrededor de 100,000 adolescentes y adultos jóvenes en los Estados Unidos tienen un primer episodio de psicosis.

  • La psicosis puede incluir alucinaciones (ver, oír, oler, saborear o sentir algo que no es real).

  • La psicosis puede incluir paranoia o delirios (creer en algo que no es real, incluso cuando a la persona se le presentan los hechos).

  • La psicosis puede incluir habla o pensamientos desordenados.

  • La psicosis afecta a las personas de toda condición.

MITO: Una persona con síntomas de psicosis es peligrosa.

REALIDAD: Las personas con psicosis pueden comportarse de forma extraña y escuchar voces o ver cosas que no existen. Pueden estar asustadas, confundidas o retraídas. Sin embargo, es más probable que estas personas se hagan daño a sí mismas que a otros. Es importante ayudar a una persona con síntomas de psicosis para que reciba tratamiento lo más rápido posible.

Tratamiento

  • La psicosis se puede tratar y el tratamiento temprano aumenta la probabilidad de una recuperación exitosa.

  • Hay estudios que han demostrado que es frecuente que una persona tenga síntomas de psicosis durante más de un año antes de recibir tratamiento. Es importante disminuir el tiempo que pasa sin que se trate la psicosis, porque el tratamiento temprano a menudo significa una mejor recuperación.

  • La investigación apoya una variedad de tratamientos para el primer episodio de psicosis, particularmente la atención especializada coordinada la cual tiene los siguientes componentes:
    • La psicoterapia individual o de grupo, que normalmente se basa en los principios de la terapia cognitiva conductual y ayuda a las personas a resolver sus problemas actuales. El terapeuta especializado en terapia cognitiva conductual ayuda a que el paciente aprenda a identificar los patrones de pensamientos distorsionados e improductivos, a reconocer y modificar las creencias equivocadas, a relacionarse con los demás de manera más positiva y a cambiar los comportamientos problemáticos.

    • La capacitación y el apoyo familiar, que enseña a los miembros de la familia sobre la psicosis y cómo afrontarla, así como habilidades para la comunicación y la solución de problemas. Los familiares que están informados y que participan activamente en el cuidado de su ser querido también están más preparados para ayudarlos en el proceso de recuperación.

    • Los medicamentos ("farmacoterapia"), que ayudan a reducir los síntomas de psicosis. Al igual que todos los medicamentos, los medicamentos antipsicóticos tienen riesgos y beneficios. Los clientes deben hablar con sus proveedores de atención médica sobre los efectos secundarios, los costos de los medicamentos y su preferencia de administración (pastilla diaria o inyección mensual).

    • Los servicios de apoyo para el empleo o la educación, que ayudan a los clientes a regresar al trabajo o a la escuela y lograr sus objetivos personales. Hacen hincapié en la ubicación rápida en un ambiente de trabajo o estudio en conjunto con orientación y apoyo para asegurar el éxito.

    • El manejo de casos, que ayuda a los clientes a solucionar problemas. El administrador de casos puede ofrecer soluciones para resolver problemas prácticos, y coordinar los servicios sociales en los diferentes campos de necesidad.

  • Es importante que las personas con psicosis participen en la planificación de su tratamiento. Los programas de tratamiento individuales deben basarse en sus necesidades y objetivos, lo que les ayudará a mantenerse involucrados durante todo el proceso de recuperación.

  • Es importante encontrar un profesional de la salud mental que esté especializado en el tratamiento de la psicosis y que haga que el cliente se sienta cómodo.

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos
Institutos Nacionales de la Salud
Instituto Nacional de la Salud Mental

Publicación de NIH Núm. SOM-16-4306
Traducida en febrero del 2016