Skip to content

La depresión en la adolescencia

NO ESTÁS SOLO.

HAY COSAS QUE PUEDES HACER PARA SENTIRTE MEJOR.

SI TE SIENTES TRISTE, DESMOTIVADO O IRRITABLE POR LO QUE PARECE SER UN TIEMPO LARGO, PUEDES TENER DEPRESIÓN.

  • La depresión es un problema médico, una enfermedad cerebral real y tratable.
  • La depresión puede presentarse a causa de transiciones importantes en la vida, estrés o cambios en las sustancias químicas del cuerpo, que afectan tus pensamientos y estado de ánimo.
  • Incluso si te sientes desmotivado o sin esperanza, la depresión puede mejorar con tratamiento.
  • Hay muchas personas que lo entienden y quieren ayudarte.
  • Pide ayuda tan pronto como sea posible para que puedas volver a ser el mismo de antes.

LA TRISTEZA Y LA DEPRESIÓN NO SON LO MISMO.

TRISTEZA
¿Te sientes de mal humor, triste o irritable? ¿Quién no se siente así de vez en cuando? Es fácil tener unos días malos. Las tareas de la escuela, las actividades, y los problemas con la familia y los amigos, además de no dormir lo suficiente, pueden hacerte sentir abrumado. Además de eso, las hormonas en la adolescencia pueden estar alborotadas, y te pueden poner de mal humor o hacerte llorar por cosas insignificantes. Sin embargo, el mal humor y la tristeza suelen pasarse rápido, en un par de días.

DEPRESIÓN
La depresión, cuando no se trata, es un sentimiento más intenso de tristeza, desmotivación y rabia o frustración que dura mucho más tiempo, puede durar semanas, meses o más. Estos sentimientos hacen que sea más difícil que actúes como lo harías normalmente o que participes en tus actividades usuales. También es posible que tengas dificultad para concentrarte y que sientas que tienes poca o ninguna motivación o energía. Incluso puede que ni tengas ganas de ver a tus mejores amigos. La depresión puede hacerte difícil disfrutar de la vida o incluso enfrentar el día.

HAY COSAS QUE PUEDES HACER PARA SENTIRTE MEJOR.

Los tratamientos eficaces para la depresión son la psicoterapia (a veces conocida como terapia de diálogo), o una combinación de psicoterapia y medicamentos.

PSICOTERAPIA
Un terapeuta, como un psiquiatra, un psicólogo, un trabajador social o un consejero te pueden ayudar a entender y controlar tus cambios de humor y sentimientos. En la psicoterapia, puedes hablar abiertamente de tus emociones con alguien que te entienda y apoye. También puedes aprender a dejar de pensar de manera negativa y comenzar a ver las cosas positivas de la vida. Esto te ayudará a tener más confianza y sentirte mejor sobre ti mismo. Algunas investigaciones indican que ciertos tipos de psicoterapia pueden ayudar a los adolescentes a hacer frente a la depresión. Entre estas se encuentran la terapia cognitivo-conductual, que se concentra en pensamientos, comportamientos y sentimientos relacionados con la depresión y la psicoterapia interpersonal, que se concentra en aprender a manejar las relaciones con los demás.

Para más información en inglés sobre la psicoterapia, visita www.nimh.nih.gov/health/topics/psychotherapies

MEDICAMENTOS
Si tu médico considera que necesitas medicamentos para ayudarte con la depresión, te puede recetar un antidepresivo. Hay algunos antidepresivos que se han estudiado extensamente y que se ha probado que ayudan a los adolescentes. Si tu médico te recomienda tomar medicamentos, es importante que lo veas regularmente, y que hables con tus padres o tutor sobre tus sentimientos, sobre todo, si comienzas a sentirte peor o piensas en hacerte daño.

Para más información en inglés sobre los medicamentos para la depresión, visita http://www.nimh.nih.gov/health/topics/mental-health-medications/mental-health-medications.shtml.

CONOCE LAS SEÑALES Y LOS SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN.

La mayor parte del día, o casi todos los días, puedes sentir uno o todos estos sentimientos:

  • Tristeza
  • Vacío
  • Desmotivación o falta de esperanza
  • Rabia, irritación o frustración, incluso por cosas sin importancia

También es posible que:

  • No te importen las cosas ni las actividades que solías disfrutar.
  • Pierdas peso sin estar a dieta o aumentes de peso por comer demasiado.
  • Tengas dificultad para dormirte o permanecer despierto, o duermas más que lo normal.
  • Te muevas o hables más despacio.
  • Te sientas inquieto o tengas problemas para sentarte sin moverte.
  • Te sientas muy cansado o que no tienes energía.
  • Te sientas inútil o muy culpable.
  • Te sea difícil concentrarte, recordar información o tomar decisiones.
  • Pienses en morirte o suicidarte, o intentes hacerlo.

La depresión no afecta a todo el mundo de la misma manera. La depresión puede presentarse al mismo tiempo que otros problemas de salud mental, como ansiedad, trastornos alimentarios o abuso de sustancias.

SI PIENSAS QUE ESTÁS DEPRIMIDO, PIDE AYUDA TAN PRONTO COMO SEA POSIBLE.

Pide ayuda si tienes síntomas de depresión por más de dos semanas. La depresión puede mejorar con atención y tratamiento. No esperes que se te pase por sí sola. Si no pides ayuda, puede empeorar.

  1. Habla con:
    • Tus padres o tutor
    • Tu profesor u consejero
    • Tu médico
    • Una línea gratuita de ayuda, como 1-888-628-9454 (en español) o 1-800-273-TALK (8255) (inglés), disponible las 24 horas
    • O llama al 911 si tienes una crisis o quieres hacerte daño.
  2. Pídeles a tus padres o tutor que hagan una cita con tu médico para que te haga un chequeo. El médico puede asegurarse de que no tengas otro problema de salud que te esté causando la depresión. Si no te encuentra ningún otro problema, puede tratarte la depresión o referirte a un especialista en salud mental para una evaluación minuciosa y tratamiento.
  3. Habla con un especialista en salud mental, como un psiquiatra, un consejero, un psicólogo u otro terapeuta. Estos especialistas te pueden diagnosticar y tratar la depresión, u otras enfermedades mentales.

SÉ TOLERANTE CONTIGO MISMO.

Además de ir al médico y al consejero, también te puede ayudar con la depresión si eres paciente y tolerante contigo mismo. No esperes mejorarte de inmediato pero, poco a poco, con el tiempo te sentirás mejor.

  • Hacer ejercicio a diario, dormir lo suficiente, pasar tiempo fuera en la naturaleza y el sol, o comer alimentos saludables también te puede ayudar a sentirte mejor.
  • Tu consejero te puede enseñar cómo reconocer tus sentimientos y practicar técnicas de relajación. Úsalas cuando empieces a sentirte triste o molesto.
  • Trata de pasar tiempo con los miembros de tu familia que te brindan apoyo. Las conversaciones con tus padres, tutor u otros miembros de la familia que te escuchan y te quieren pueden ser un apoyo para ti y hasta te pueden hacer reír.
  • Trata de salir con tus amigos y hacer cosas que te ayuden a expresarte.

LA DEPRESIÓN PUEDE AFECTAR TUS RELACIONES CON LOS DEMÁS.

Es comprensible que no desees que otras personas sepan que has estado combatiendo la depresión, pero debes saber que ésta puede afectar tus relaciones con tu familia y amigos, así como tu rendimiento escolar. Tal vez tus calificaciones hayan bajado porque tienes dificultad para concentrarte y mantenerte al día en la escuela. Los profesores pueden pensar que no estás esforzándote en clase. Tal vez porque te sientes desmotivado, tus compañeros piensen que eres demasiado negativo y te hagan pasar malos ratos.

Debes saber que el malentendido no durará mucho tiempo porque mejorarás con el tratamiento. Considera hablar con las personas en que confías para ayudarles a entender lo que te está pasando.

LA DEPRESIÓN NO ES TU CULPA Y TAMPOCO ES EL RESULTADO DE ALGO QUE HAYAS HECHO MAL.

La depresión es un problema médico, una enfermedad cerebral real y tratable. Puede presentarse a causa de transiciones importantes en la vida, estrés o cambios en las sustancias químicas del cuerpo, que afectan tus pensamientos y tu estado de ánimo. La depresión puede ser hereditaria. Tal vez no te hayas dado cuenta que estás deprimido y te hayas estado culpando por ser negativo. ¡Recuerda que la depresión no es tu culpa!

APRENDA MÁS.

Instituto Nacional de la Salud Mental: www.nimh.nih.gov

NIDA FOR TEENS: DEPRESIÓN: Este sitio web en inglés fue creado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, uno de los Institutos Nacionales de la Salud, para los estudiantes de 6o a 12o grados. Encuentra información sobre la depresión en http://teens.drugabuse.gov (Busca usando la palabra “depression”).

La Red Nacional de Prevención del Suicidio ofrece ayuda gratis las 24 horas:
1–888–628–9454 o https://suicidepreventionlifeline.org/help-yourself/en-espanol/ (en español)
1–800–273–TALK (8255) o www.suicidepreventionlifeline.org (en inglés)

Publicación de NIH Num. SOM 15-4302
Traducida en septiembre del 2015