Skip to content

La esquizofrenia

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es un trastorno mental grave que afecta la forma cómo una persona piensa, siente y se comporta. Las personas con esquizofrenia pueden parecer como que han perdido el contacto con la realidad. Pueden escuchar voces que otros no oyen. Pueden pensar que otras personas están tratando de hacerles daño. A veces no hacen sentido cuando hablan.

Los síntomas de la esquizofrenia pueden hacerle difícil a la persona interactuar con otros, ir a la escuela, mantener un trabajo o hacerse cargo de las tareas diarias. Los síntomas pueden ser sumamente incapacitantes, pero con un tratamiento eficaz, muchas personas con esquizofrenia logran recuperarse.

¿Cuándo comienza la esquizofrenia y a quién le da?

La esquizofrenia ocurre un poco más en los hombres que en las mujeres y afecta a todos los grupos étnicos. Los síntomas generalmente comienzan entre los 16 y 30 años de edad. En casos raros, la esquizofrenia también puede ocurrir en la niñez.

¿Cuáles son los síntomas de la esquizofrenia?

Los síntomas de la esquizofrenia se dividen en tres categorías: síntomas positivos, negativos y cognitivos.

  1. Los síntomas “positivos” son las experiencias psicóticas que generalmente no se presentan en personas sanas. Es posible que las personas con estos síntomas no puedan distinguir lo que es real de lo que es imaginario. A veces estos síntomas pueden ser graves, mientras que, en otras ocasiones, apenas son perceptibles. Los síntomas positivos incluyen:

    • Alucinaciones: cuando una persona ve, oye, huele, saborea o siente cosas que no son reales. Las personas con esquizofrenia a menudo "oyen voces". Las personas que oyen voces pueden haberlas estado oyendo por mucho tiempo antes de que la familia o los amigos noten que hay un problema.

    • Delirios: Cuando una persona cree cosas que no son verdaderas. Por ejemplo, una persona puede creer que las personas que salen en la radio o la televisión le están hablando directamente. También pueden creer que están en peligro y que las demás personas están tratando de hacerles daño.

    • Trastornos del pensamiento: cuando una persona tiene formas de pensar que son raras o ilógicas. Las personas con este tipo de trastorno pueden tener dificultad para organizar sus pensamientos. A veces una persona deja de hablar en medio de un pensamiento o inventa palabras sin significado.

    • Trastornos del movimiento: cuando una persona tiene lo que pueden parecer movimientos agitados del cuerpo. Es posible que repita ciertos movimientos una y otra vez. En el otro extremo, una persona puede dejar de moverse o hablar por un tiempo. Este es un trastorno raro llamado catatonia.

  2. Los síntomas “negativos” se refieren al aislamiento social, la dificultad para mostrar emociones o para funcionar normalmente. Las personas con síntomas negativos pueden necesitar ayuda para realizar las tareas diarias. Los síntomas negativos incluyen:

    • Hablar en un tono de voz apagado
    • No mostrar expresiones faciales como una sonrisa o fruncir el ceño
    • Dificultad para sentirse felices
    • Problemas para planificar y seguir con una actividad, como ir de compras
    • Hablar muy poco con otras personas, incluso cuando es importante
  3. Los síntomas cognitivos no son fáciles de ver, pero pueden hacer que sea difícil para las personas mantener un trabajo o cuidarse a sí mismas. A menudo, estos síntomas se detectan sólo cuando se realizan pruebas específicas. Los síntomas cognitivos incluyen:

    • Dificultad para usar información para tomar decisiones
    • Problemas para usar información inmediatamente después de aprenderla
    • Dificultad para prestar atención

¿Qué causa la esquizofrenia?

Muchos factores pueden causar la esquizofrenia, incluyendo:

  • Los genes, ya que la esquizofrenia puede ser hereditaria. Sin embargo, es importante saber que sólo porque alguien en la familia tiene esquizofrenia, no significa que otros miembros de la familia la tendrán también.

  • El medio ambiente, por ejemplo, exposición a virus o problemas de nutrición antes de nacer.

  • Las estructuras del cerebro y la química cerebral

Los científicos han aprendido mucho sobre la esquizofrenia, pero se necesitan más investigaciones para ayudar a explicar sus causas.

¿Cómo se trata la esquizofrenia?

Hay dos tipos de tratamiento que pueden ayudar con los síntomas: medicamentos antipsicóticos y tratamientos psicosociales.

  1. Los medicamentos antipsicóticos ayudan a los pacientes con los síntomas psicóticos de la esquizofrenia. Algunas personas tienen efectos secundarios cuando comienzan a tomar medicamentos, pero la mayoría de los efectos secundarios desaparecen después de unos días. Los efectos secundarios incluyen:
    • Visión borrosa
    • Movimientos incontrolables del cuerpo, como tembladera
    • Mareo
    • Somnolencia
    • Latidos rápidos del corazón
    • Sentirse inquieto
    • Problemas menstruales
    • Sensibilidad al sol
    • Erupciones en la piel
    • Rigidez en el cuerpo

    Algunos tipos de medicamentos antipsicóticos pueden causar un aumento considerable de peso, entre otras cosas, lo que puede conducir a la diabetes, colesterol alto y otros problemas de salud. Otros tipos de medicamentos antipsicóticos pueden causar efectos secundarios relacionados con el movimiento físico haciendo que la persona no pueda controlar los movimientos musculares, especialmente alrededor de la boca.

    Las personas responden a los medicamentos antipsicóticos de diferentes maneras, por lo que es importante informar al médico si tiene cualquiera de estos efectos secundarios. A veces es necesario probar varios medicamentos antes de encontrar el correcto. No se debe dejar de tomar un medicamento sin antes consultar a un médico. Suspender repentinamente un medicamento puede ser peligroso y puede empeorar los síntomas de la esquizofrenia.

  2. Los tratamientos psicosociales ayudan a los pacientes a manejar los retos diarios de la esquizofrenia. Estos tratamientos suelen ser más útiles para los pacientes después de que han encontrado un medicamento que les esté dando resultados. Los tratamientos incluyen:
    • Educación familiar: enseña a toda la familia cómo hacer frente a este trastorno y ayudar a su ser querido

    • Habilidades para manejar la enfermedad: ayudan al paciente a aprender sobre la esquizofrenia y cómo manejarla día a día.

    • Terapia cognitivo-conductual: ayuda al paciente a identificar los problemas presentes y cómo resolverlos. Un terapeuta especializado en terapia cognitivo-conductual se concentra en cambiar los patrones inútiles de pensamiento y comportamiento.

    • Rehabilitación: ayuda a conseguir un trabajo o ir a la escuela y a establecer habilidades para la vida diaria.

    • Grupos de auto-ayuda: ofrecen el apoyo de otras personas con la misma enfermedad y sus familiares.

    • Tratamiento para el consumo de drogas y alcohol: a menudo se combina con los otros tratamientos para la esquizofrenia.

¿Las personas con esquizofrenia son violentas?

La mayoría de personas con esquizofrenia no son violentas. Sin embargo, el mayor riesgo de violencia ocurre cuando la esquizofrenia no se trata. Es importante ayudar a una persona con síntomas de esquizofrenia para que reciba tratamiento lo más pronto posible. Las personas con esquizofrenia tienen más probabilidad de hacerse daño a sí mismas que a los demás.

¿Qué pasa con las drogas y el alcohol?

Es común que las personas con esquizofrenia tengan problemas con las drogas y el alcohol. Un programa de tratamiento que incluye tratamiento para ambas enfermedades es fundamental para la recuperación porque el abuso de drogas y del alcohol pueden interferir con el tratamiento para la esquizofrenia.

El consumo de drogas puede aumentar el riesgo de suicidio, lesiones y falta de vivienda en las personas con esquizofrenia, así como el riesgo de presentar otras enfermedades mentales.

¿Cómo puedo ayudar a alguien que conozco que tiene esquizofrenia?

Los familiares y amigos de personas con esquizofrenia pueden asistir a sus seres queridos ayudándoles a conseguir tratamiento y animándoles a que continúen recibiendo tratamiento.

Puede ser difícil apoyar a un ser querido con esquizofrenia. La mejor manera de ayudar a alguien con esta enfermedad es siendo respetuoso, solidario y amable, sin tolerar ninguna conducta peligrosa. Averigüe si hay algún grupo de apoyo en su área. Hablar con otras personas que apoyan a personas con esquizofrenia puede ayudar a toda la familia.

El pronóstico para las personas con esquizofrenia sigue mejorando. Hay tratamientos que funcionan bien y se están desarrollando otros nuevos. Muchas personas con esquizofrenia logran recuperarse y llevar una vida satisfactoria e independiente.

Para aprender más sobre la esquizofrenia, comuníquese con nosotros.

Instituto Nacional de la Salud Mental
Oficina de Política Científica, Planificación y Comunicaciones
División de Redacción Científica, Prensa y Difusión
6001 Executive Boulevard
Room 6200, MSC 9663
Bethesda, MD 20892-9663
Teléfono: 301–443–4513 o 1–866–615–6464 (1–866–615–NIMH)*
Teléfono para personas con problemas auditivos:
301–443–8431 o 1–866–415–8051*
Fax: 301–443–4279
Correo electrónico: nimhinfo@nih.gov
Sitios web: https://www.nimh.nih.gov (inglés) o https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/index.shtml (español)

*Las llamadas a los números telefónicos que empiezan con 1-866 son gratuitas para quienes viven en los Estados Unidos

DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS
DE LOS ESTADOS UNIDOS
Institutos Nacionales de la Salud

Publicación de NIH Núm. STR 15-3517
Traducida en octubre del 2016